Blog de viajes por el mundo

Crónica de los Juegos Mundiales Nómadas 2022 en Turquía

Lo que debiera haber sido la celebración bianual de los Juegos Mundiales Nómadas previstos para 2020 en Turquía finalmente hubo que esperar 2 años más por causas de la pandemia, hasta el 2022.

Por primera vez la celebración se iba a desarrollar fuera de Asia Central, el lugar elegido fue Nicea, también conocida como Iznik a orillas del lago que lleva el mismo nombre, en la provincia de Bursa a unos 120 kms al sur de Estambul.

Caballos de pasarela no aptos para deportes ancestrales.

El enclave era espectacular, históricamente habitada desde tiempos de la Grecia clásica y famosa por su cerámica y azulejos, donde se celebraron los Concilios de Nicea entre las iglesias católicas, ortodoxas y anglicanas, también destaca por ser una zona muy fértil para la agricultura, frutales y olivos sobre todo.

Jóvenes Kazajas con su traje tradicional.

A orillas del lago todo estaba medianamente preparado para la ceremonia de inauguración a la que asistiría el mismísimo presidente Erdogan, pero también otros presidentes como por ejemplo el de Macedonia del Norte, Kazajistán, Kirguistán…

El revuelo que había a medida que pasaba la tarde iba subiendo, de repente empezaron a sonar aviones en el cielo y la patrulla turca de acrobacia aérea estuvo quemando gasolina y echando humo con los colores de la bandera turca por lo menos tres cuartos de hora…para ir animando al personal.

Cazas del ejército turco en el desfile aéreo previo a la ceremonia de inauguración

Mientras tanto no paraban de llegar coches, furgones, todoterrenos…y muchísima seguridad, tanto militares, policías, agentes de paisano, gente de protocolo… y de repente la gente después de un buen rato empezó a gritar, tres helicópteros en el cielo, uno de ellos como una morsa marina hizo tres pasadas por encima del estadio y ahí ya supe que venía el presidente turco, el estadio se venía abajo, la gente gritando con cintas con el nombre de Erdogan atadas a la frente…y bueno, desde que aterrizó hasta que llegó en un autobús con 3 policías en el techo armados con metralletas, los otros corriendo alrededor para hacer una línea de seguridad…igualito que las películas americanas pero en versión turca, todos morenos y con bigote. Por cierto, le regalaron un caballo que cuántos quisieran, no recuerdo bien pero creo que fue el presidente de Kazajistán.

Los Turkish Stars al completo en sus F5

Empezó el show en el estadio y la verdad que bastante decepcionante, un descontrol de organización absoluto, el discurso larguísimo y cuando acabó la gente se empezó a ir, o sea que al final lo que concluyo es que a la gente le daba igual el espectáculo y sólo pensaban en ir a aplaudir a su amado líder todopoderoso.

Kirguisos arrastrados por la soga de un caballo en la ceremonia de inauguración.

El desfile de los países participantes igual, muy muy flojo, a muchos de ellos los impidieron la entrada al estadio previamente por motivos de seguridad y los que estuvieron nada que ver a lo que vimos en Kirguistán 4 años atrás. Rusia no participó, tampoco China ni Japón y Afganistán que es uno de los países con más tradición y participación solo fueron 8, ninguna mujer, con la bandera talibán, poco que añadir.

Durante los meses previos estuve intentando conseguir el pase de prensa y así tener acceso y libertad para moverme por todo el recinto, acercarme a los deportistas… pero nadie respondía, nadie sabía nada y eso ya me hacía intuir que la organización no era la mejor.

Jack Sparrow y sus amigos de Indonesia también participaron en el tiro con arco.

Al día siguiente empezaban las competiciones, me levanté temprano para ver los preparativos y tener controlado dónde se iba a celebrar cada deporte, dónde estaban los restaurantes, el mercado etc. Lo primero que me encontré es a las selecciones de Kok Boru en los corrales probando los caballos, pobres caballos, caballitos finos de desfile montados por recios autóctonos, lo justo para que hubiera algún animalista allí a denunciarlo…el caso, los de Mongolia zumbando unos caballos contra otros para que se empujaran, se mordieran…y se reían mientras se fumaban un cigarro porque veían que no respondían y que cada animal está preparado para una tarea.

El equipo de Mongolia probando la caballería.

En el primer partido de Kok boru Kazajistán ganó 12 a 1 a Turquía, luego le tocó el turno a Kirguistán que también ganó a Uzbekistán…

Kazajistán y Uzbekistán.
Al suelo!

Además, hablando con la gente estaban muy enfadados porque decían que la pellica de la cabra no era real, que el saco de material que simulaba no era aparente, que el campo tampoco era el oficial etc. Pero a los jugadores los iba la vida en ello!

Kirguistán contra Turquía.

El resto de deportes estaba principalmente relacionado con el tiro con arco, había competiciones masculinas, femeninas, mixtas, de precisión de larga distancia y lo que más, a caballo, esta parte fue la más interesante y mejor organizado porque había mucho nivel y mucha participación.

Arquero de Turquía.
Arquero de Mongolia.

En lo que respecta a la lucha se repitieron estilos a los ya vistos en Kirguistán pero hubo uno diferente, la lucha turca de la que había oído hablar y allí me presenté.

Los luchadores iban pasando por el perolo del aceite para echarse por todo el cuerpo.

La situación era la siguiente, una especie de charanga tradicional tocando continuamente música tradicional y luego los participantes que llevaban unos pantalones negros que parecían de caucho, iban pasando uno a uno por un calambuco en el que habían embrocao 10 litros de aceite de girasol y se tenían que rociar to el cuerpo, esto para los gays es todo un espectáculo porque menudos mortacanes!

Los que van a luchar os saludan pueblo!

Y después de estar bien embadurnaos de aceite y brillantes como la cara de la Virgen de la Macarena se hacía por sorteo quién tenía que pelear con quién,  como todo se trataba de tirar al contrincante y que diera con la espalda en el suelo, eso sí, como no tenían donde agarrarse se tenían que meter mano por dentro de los pantalones y allí tentar hasta que entallara algo con qué tumbarle.

Después de varias horas de lucha cada vez quedaban menos…

Yo solo de verlos ya me daba cosa, entre el calor que hacía, los remecijones que se metían y pim pam así por los menos se tiraron 5 horas, y los de la charanga igual con la dulzaina, el tambor…la música era muy parecida a la que hacen cuando intentas hipnotizar a una cobra.

Al dia siguiente cuando pasé por el campo donde se habían estado peleando el césped estaba como si lo hubieran curado con glifosato, más amarillo que un taco de tocino rancio de hace tres matanzas.

Y por lo demás pues se echó mucho en falta los deportes relacionados con rapaces, no había ni águilas, ni halcones, ni galgos ni lebreles ni nada, me contaron que el estado tiene prohibido usarlos para este tipo de cosas…o sea que al final unos juegos mundiales muy muy descafeinados.

Arqueros jordanos.
Mi amiga Aida de Kirguistán.

La sensación general de los participantes y los visitantes coincidían en que fue un error mover este evento de Asia Central y que la organización no estuvo a la altura del evento por tanto esperemos que la Confederación Internacional de Etnodeportes lo tenga en cuenta y la próxima edición sea un éxito como fue en Kirguistán en 2018.

Comparte en:

Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete − 9 =

Post relacionados: