Blog de viajes por el mundo

Breve guía de Estambul y Capadocia.

Mezquita de Süleymaniye al atardecer desde el puente de Gálata.

Con motivo de la celebración de los Juegos Mundiales Nómadas 2022 en Nicea, una pequeña ciudad a orillas del lago Iznik, aproveché unos días para visitar las 2 joyas turísticas de Turquía, Estambul y Capadocia.

Joyerías en los alrededores del Gran Bazar y un paisano repeinao pensativo si cenar dürum o kebab….

En esta publicación no voy a contar nada excepcional ni diferente a lo que se puede encontrar en las miles de guías, artículos, reportajes etc. que existen y que son muchos más completos y detallados, lo que sí pretendo es ayudar con algunos consejos a quién vaya a visitarlo, sobre todo para ahorrar algo de tiempo y dinero.

Lo primero de todo que recomiendo y que yo no hice por desconocimiento es comprar la Tarjeta Istanbul Pass con ella tienes acceso a los principales monumentos/atracciones sin tener que hacer cola y sale más económico que comprando las entradas por separado.

Mezquita de Santa Sofía

Teniendo en cuenta que Estambul es una de las ciudades más turísticas del mundo, para quien pueda, lo mejor es visitarla fuera de temporada y evitar los fines de semana si no puede resultar agobiante a la hora de entrar por ejemplo a Santa Sofía.

Interior de la mezquita de Santa Sofía.
Cuando te ven con la cámara colgada el pescuezo y te piden fotos pensando que eres un profesional…
Estos tres buenos mozos decían ser de Irak y me pidieron enviarle la foto.
Y luego había muchos con tela antimosquitos en la cabeza…Repoblaciones.

En lo que respecta al resto de la ciudad os voy a detallar con fotos los diferentes sitios que visité y alguna recomendación más.

Panorámica desde lo alto de la torre Gálata.
Puente de Gálata con pescadores en el piso de arriba y restaurantes en el bajo, todo un espectáculo.
Las bodas que no falten…
Inevitable no recorrer el Gran Bazar de Estambul.
Cisterna de la Medusa o también conocida como Cisterna de la Basílica. Visita obligatoria.
Otra sección de la Cisterna con diferentes colores y obras de arte.
El palacio Topkapi en el que puedes encontrar cantidad de tesoros y reliquias con la historia de Turquía.
Cascos y escudos de oro.
Armadura histórica en el palacio de Topkapi.

Después de tres noches en Estambul alquilé un coche en el aeropuerto y conduje hasta Capadocia, en mi caso me gusta tener mi tiempo para recorrer el país en sí, saliendo de los típicos circuitos turísticos, ver los pueblos, paisajes, carreteras, agricultura, fábricas etc.

En el camino de ida a Capadocia lo más interesante fue ver la gran cantidad de barcos petroleros y de transporte que hacen la ruta entre el Mar Negro y el Mar Mármara esperando a cruzar, todo lo demás, que eran más de 700 kms no encontré absolutamente nada, incluso a pesar de desviarme en las afueras de la capital Ankara, al contrario, secarrales y más secarrales, como si fueras por Albacete bajando a Murcia…pues igual, eso sí, las carreteras al mismo nivel o mejor que las que tenemos aquí.

Gorëme.

Después de bastantes horas llegué pasado el anochecer y me fui directamente al hotel, que estaba recién estrenado, una habitación enorme con terraza de 40 metros, desayuno incluido…una maravilla, encima se llamaba “Soleado Capadocia Hotel” decía la dueña que la gustaba mucho España y por eso le había llamado así.

Para la cena me bajé al pueblo principal de Capadocia, se podían distinguir con la iluminación nocturna el paisaje tan característico de formaciones de arenisca con las cuevas y entradas.

Castillo de Üçishar y panorámica nocturna.
Otra panorámica nocturna a vista de dron.

Al llegar a Göreme, que así se llama lo primero que me pasó es que me asaltaron los gorrillas, aparco y tenía al lado 2 ó 3 exigiendo el pago, pero hasta con datáfono y todo… encima creo que no podías estar mucho tiempo y tenías que mover el coche…y claro otra vez a pagar, unos aguilillas, no se los escapaba ni uno!

Alrededores de Göreme.

Después de cenar me di un paseo para conocer un poco la zona, andando y en el coche, también intenté volar el dron pero cuando me acercaba mucho me saltaba una señal de aviso de interferencias y no tenía ganas de perderle o de que me multaran o sea que a recogerlo por lo que pudiera pasar.

Castillo de Üçishar.

A la mañana siguiente me desperté sobre las 6 que es la hora de la mayor atracción de Capadocia y a lo que gran parte de la gente va, a volar en globo al amanecer para verlo todo desde arriba y los juegos de sombras de las formaciones rocosas a medida que sale el sol.

Cielo de Capadocia invadido por cientos de globos al amanecer.

Desde la terraza del hotel levanté el dron a la vez que se iban levantando los globos y el espectáculo era total, llegué a contar 130 globos, algunos de ellos llevan hasta 20 personas, así cada día del año que las condiciones lo permiten…

En cuanto el sol salía por el horizonte los globos empezaban a aterrizar.

Si te interesa contratar la excursión te pasan a recoger sobre las 4 de la noche, te llevan al sitio desde donde despega y después de no más de dos horas de ascenso y descenso toca recogida, en mi caso pensaba hacerlo siempre y cuando el presupuesto no fuera de más de 190 euros que era lo que estaba dispuesto a pagar, el caso que pregunté una vez y me dijo que 300…salí corriendo de allí y ni me preocupé en volver a buscar algo rebajado…ya si vuelvo aparto ese dinero y si no pues con las grabaciones del dron me puedo hacer una idea, que eso sí ahí no había problemas en volarlo.

Durante los 3 días que estuve me dio tiempo suficiente a visitar los sitios de mayor interés, Göreme que es el núcleo principal, el castillo de Üçhisar que me dejó sin palabras, Ürgüp y lo más impresionante bajo mi punto de vista, las chimeneas de las hadas.

Alrededores de Ürgup.
Chimeneas de las hadas a vista de dron.

Las opciones para conocer la zona, aparte del globo, son muy variadas, se pueden contratar rutas en bicicleta, en quad, buggie, a caballo o caminando dentro de algunas de las muchas cuevas, pasadizos etc que hay, por cierto, la mayor oferta hotelera es precisamente esa, alojarte en una de las muchas cuevas reconvertidas en hotel.

Al fondo el volcán Erciyes con sus casi 3200 metros de altura, visto desde Göreme.

A Capadocia le doy un 9 de nota general, no le doy casi el 10 porque los 300 euros en globo dolieron y porque los revisores de los aparcamientos eran muy cansinos, pero por lo demás es un destino que bien merece la pena visitar una vez, si os podéis ahorrar el tostón del coche y llegar en avión mejor…que luego la vuelta sí que fue dura de verdad, menos mal que no iba directo al aeropuerto y todavía me quedaban varios días de vacaciones para disfrutar en la celebración de los Juegos Mundiales Nómadas y que he contado ya en el post anterior.

Y aquí acaba la historia de momento…

Comparte en:

Facebook

2 Responses

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 16 =

Post relacionados: