Blog de viajes por el mundo

Rincones del Geoparque Villuercas-Ibores-Jara a vista de pájaro, 1ª Parte.

El Geoparque Villuercas-Ibores-Jara se encuentra enclavado en el sureste de la provincia de Cáceres, con una extensión de más de 2500 kms cuadrados, fronterizo con las provincias de Badajoz y Toledo y formado por un total de 19 municipios fue declarado Patrimonio Mundial de la Unesco en el año 2011 debido a su importancia geológica única caracterizada por el relieve apalachense.

En este artículo se pretende mostrar fotos, realizadas en diferentes épocas del año, de algunos de los geositios (lugares de referencia por su valor histórico, natural o geológico) más importantes desde un punto de vista diferente nunca visto anteriormente.

Para cualquier información adicional me podéis dejar vuestras preguntas en los comentarios y trataré de responder dentro de mis capacidades y posibilidades.

El Cerro Carbonero. (Dificultad media)

Es la tercera cumbre más alta del Geoparque, detrás del pico Villuercas y de pico Cervales junto al que se encuentra, en lo alto hay un puesto de vigilancia de bomberos forestales y se convierte en un mirador de 360|º desde el cual pueden divisarse al menos tres provincias.

El camino de ascenso desde la carretera que va a Navatrasierra solo es accesible si se dispone de un 4×4 pero también perfecto para hacer senderismo o subir en bicicleta de montaña.

Muy cerca se encuentra pico Cervales y también se pueden enconrar trincheras de la guerrilla antifranquista ya que fue usado en la guerra civil como punto de vigilancia.

Estrecho de la Peña Amarilla. (Dificultad fácil)

En la carretera de Alía al Puerto de San Vicente hay un mirador perfecto para disfrutar de este monumento natural, detrás se aprecia el valle del Guadarranque y la sierra de la Palomera, este es el link de la ubicación.

Con unos prismáticos se puede observar sin problemas la colonia de buitres leonados y otras especies.

El charco de la Trucha. (Dificultad muy difícil)

En lo más profundo del geoparque se encuentra uno de las gargantas más desconocidas, para llegar se necesita un 4×4 y caminar 300 metros, el camino no es fácil y la época ideal para visitarlo es el otoño y el invierno.

La garganta es una sucesión de cascadas y es imposible encontrar un lugar donde verla al completo, la zona es peligrosa por ser muy resbaladiza y por no estar debidamente acondicionada, en lo que respecta a la ubicación…mejor ir acompañado por alguien que lo conozca.

También se encuentran los famosos loros, especies vegetales únicas que sobreviven desde el periodo terciario.

Imagen cenital de la garganta encajonada entre canchales.

Canchos del Ataque. (Dificultad difícil)

En la carretera paisajística dirección Navatrasierra que sale a mano izquierda 13 kms antes de llegar a Guadalupe, aparte de ser una de las rutas más espectaculares para hacer en coche, moto, caravana, bicicleta… y pasando el Hospital del Obispo encontramos el mirador de los Canchos del ataque, se llaman así por una emboscada que hicieron a las tropas de Napoleón en la guerra de la independencia cuando trataban de llegar a Guadalupe.

Desde el mirador no se pueden observar las 7 cascadas que en forma de escalera se deslizan entre los canchales, para verlas hay que bajar por una pedrera y luego escalar varios metros por lo que puede ser peligrosa ya que no está señalizado y por ser muy resbaladizo, añadido a todo esto bajar hasta la garganta también es complicado por estar lleno de zarzas, jaras, madroñas…

Puente del Conde. (Dificultad fácil)

A solo 6 kms de Aldeacentenera en la carretera que va hacia Retamosa y sobre el río Almonte encontramos este monumento histórico declarado BIC que fue finalizado en tiempos de los Reyes Católicos.

En ambas orillas del rio se encuentran los restos de molinos abandonados y se puede hacer una ruta de senderismo adaptada a todos los niveles.

Apreturas del Almonte. (Dificultad fácil)

Un poco más arriba del puente del Conde y en la carretera que sube hacia Cabañas del Castillo nos encontramos este geositio llamado las apreturas del Almonte, el camino es fácil y está perfectamente señalizado, sale una vereda en la margen derecha del río desde el puente, en la zona abundan los buitres que anidan en los canchales y para quien se quede con ganas de más puede continuar hacia arriba y encontrarse con algún molino abandonado.

Próximamente mostraremos más lugares de interés para quien quiera recorrerlos, eso sí, respetando el entorno y sabiendo de las limitaciones propias para evitar accidentes, ya que algunos pueden ser muy peligrosos.

Comparte en:

Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 2 =

Post relacionados: