Blog de viajes por el mundo

Rincones del Geoparque Villuercas-Ibores-Jara a vista de pájaro, 2º Parte.

Continuamos con el repaso de algunos de los lugares más interesantes del Geoparque Villuercas-Ibores-Jara desde el punto de vista cultural, paisajístico, natural o geológico.

Zahurdas de Solana de Cabañas. (Dificultad fácil)

Al lado de la carretera en la salida de Solana de Cabañas dirección Berzocana encontramos estas construcciones tradicionales de pizarra y de forma redonda en las que hasta hace poco se criaban los cochinos para cría y matanzas.

Se encuentran en perfecto estado de conservación y si no fuera por la burocracia de la administración y por el despoblamiento seguramente estarían en uso a fecha de hoy.

Las Casitas de Papel. (Dificultad muy difícil)

En lo más profundo del Geoparque y donde acaba el camino se encuentra este mítico lugar que antiguamente fue una cantera de pizarra donde se sacaban las lanchas para tejados y paredes, mi abuelo estuvo trabajando y desde Castañar se desplazaba por caminos ancestrales de la sierra en mulos.

Para quienes estén físicamente bien es una ruta perfecta de bicicleta de montaña o de senderismo, desde el acceso de la carretera de Castañar a Bohonal por el camino de Calabazas hay cerca de 14 kms, actualmente hay una parte del camino que está en extraordinarias condiciones pero otra parte incluso los 4×4 sufren por el mal estado, todo gracias a que los nuevos propietarios de cotos de caza no invierten nada en mantenerlos aceptables porque no quieren que la gente lo conozca, incluso han llegado en ocasiones a mentir sobre la propiedad de las fincas diciendo que no pueden pasar porque es privado, con ello pretenden adueñarse y apoderarse del patrimonio de todos para su negocio y uso y disfrute particular.

Desde las casitas de papel hay unas vistas espectaculares al rio gualija que serpentea por el valle haciendo de la zona muy inaccesible, en la foto aparece una formación de pizarra llamado el campanario.

Los Canchos del Vahíllo. (Dificultad difícil)

Unos kms más abajo y en el mismo valle del rio Gualija encontramos esta formación rocosa en la que abundan nidos de buitre leonado, águilas y hasta cigueña negra.

Para llegar hay que bajar andando un cortafuegos con un desnivel importante. La foto está hecha desde el valle de enfrente, ya en la jurisdicción de Peraleda de San Román.

También hay una cueva, que en algunos puntos tiene más de 8 metros de altura y aparte de tener pinturas rupestres en su momento fue refugio de la guerrilla antifranquista comandada por Chaquetalarga.

El puente de Gualija. (Dificultad Fácil)

Continuando la corriente abajo del rio Gualija, ya en Peraleda de San Román y cerca de la desembocadura en el embalse de Valdecañas nos encontramos con esta construcción que está datada de finales del siglo XVI, en esta zona vemos el cambio de material de pizarra y cuarcita al granito característico de la ribera del tajo. El acceso está señalizado desde Peraleda de San Román y es perfecto para una ruta senderista o en bicicleta de montaña, destacan en la zona algunos ejemplares de olivos centenarios.

Acueducto de las Herrerías. (Dificultad fácil)

De Campillo de Deleitosa, uno de los pueblos más pequeños y más envejecidos del Geoparque, sale una ruta circular de unos 12 kms que nos lleva a una de los monumentos más espectaculares, se trata de un canal de agua que a primeros del siglo XX se utilizó para generar energía eléctrica en la garganta Descuernacabras.

Es una de las rutas más interesantes, discurre paralela a la garganta y además del paisaje tan increíble nos encontramos con una auténtica herrería romana en un estado medianamente aceptable de conservación.

Y al final del canal encontramos los restos de las casas en los que se encontraba la maquinaria para producir la luz.

Primavera-invierno es el mejor momento para hacer esta ruta que es cuando la garganta lleva más agua.

En lo alto de los canchales de la sierra y para los más atrevidos también hay una cueva, desde lo lejos parece el un ojáncano, que fue ha sido utilizada desde tiempos ancestrales por los primeros pobladores y también como refugio de maquis en los años de posguerra, se trata de la cueva de Juan Caldilla.

Cabañas del Castillo. (Dificultad fácil)

Para ir acabando os muestro, lo que es para mí, el pueblo más pintoresco y especial del Geoparque, donde más se está respetando las construcciones tradicionales usando la piedra como base, se trata de Cabañas del Castillo, actualmente son pocas las familias que viven a diario pero a conseguido que muchas otras, incluso de fuera de España, lo tengan como segunda residencia.

La orientación oeste del pueblo y ya frente a los berrocales trujillanos, en los que comienza la típica dehesa extremeña, nos permite disfrutar de una de las mejores puestas de sol desde lo alto del castillo.

El acceso al castillo está perfectamente marcado, desde la parte de atrás de la Iglesia de Nuestra señora de la Peña son unos 300 metros de subida y en lo alto hay un mirador perfectamente acondicionado desde el que se aprecian algunos de los sinclinales y anticlinales que hacen del Geoparque Villuercas-Ibores-Jara tan único y especial.

Pico Villuercas. (Dificultad fácil)

Y por último, el mirador por excelencia, el punto mas alto del Geoparque, el Pico Villuercas con sus casi 1600 metros de altura.

Para llegar a lo alto se ha acondicionado la carretera, son 11 kms de ascenso desde la ermita de Guadalupe, aparte de las vistas en el km 7-8 se encuentra el pozo de las nieves, una construcción que era utilizada por los monjes del monasterio a modo de nevera para conservar los alimentos.

En mi opinión, el mejor momento para subir es el verano y disfrutar de las puestas de sol, del fresquito del anochecer aprovechando para cenar y contar la cantidad de pueblos que se ven una vez que se ha hecho de noche.

Comparte en:

Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − once =

Post relacionados: