Sri Lanka (parte 3): Desde Kandy a Nuwara-Eliya pasando por Adam´s Peak

_LMB2862

El domingo por la mañana amanecí en Kandy y el plan era visitar a primera hora de la mañana el Templo del diente de Buda y salir pronto hacia Adam´s Peak ya que al ser festivo corríamos riesgo de tener mucho tráfico y pasarnos gran parte del día en la carretera.

Kandy representa una de las ciudades más importantes en lo que se refiere a la religión budista y no es por otra cosa que, aunque nadie lo ha visto,  en el interior del templo dicen que se guarda un diente de Buda, pero también a nivel económico y por su posición estratégica al situarse en el centro de Sri Lanka.

Desde mi posición agnóstica y con todo el respeto a fieles y creyentes, me hace mucha gracia esto del diente, me pregunto si será un colmillo, una muela, una trozo de raíz… o un paleto! Porque parece ser que nadie lo ha visto! Y sobretodo la historia que hay detrás, las vueltas que dio hasta acabar aquí, las guerras que generó etc. Pero al final lo bueno es que para la religión budista esto supone un lugar obligatorio de peregrinación con todos los beneficios que ello acarrea.

Interior del templo y fieles en la cola hacia la sala del diente de Buda.

La seguridad en el templo es extrema, en el año 1998 en plena celebración del 50 aniversario de la independencia un grupo separatista, los tigres tamiles, causaron numerosas víctimas y graves daños en un ataque suicida con camiones bomba.

Entrada a la habitación desde el piso interior donde se encuentra el diente de Buda.

La entrada cuesta, si no recuerdo mal, 1500 SLR y también hay que entrar descalzo, la afluencia de fieles el domingo era máxima, en el interior era casi imposible caminar y después no menos de media hora en la planta superior pasas por unas mesas alargadas donde los fieles dejan las flores como ofrenda que previamente han comprado abajo, mientras unos van dejando las ofrendas los trabajadores del templo por otro lado las van tirando a la basura, luego ya el camino te lleva a una ventana como si fuera una taquilla de venta de entradas, en el interior, que casi te deslumbra cuando te asumas y ves una especie olla para cocinar pero muy brillante, como de oro y profundamente decorada, ahí es donde se supone que dentro está el diente que el Ratoncito Pérez no consiguió llevarse, todo esto en menos de 5 segundos porque ni te dejan hacer foto ni casi pararte, con la afluencia de público que tenían lo fundamental es la recaudación, en el suelo a la izquierda pude ver, cuando me obligaban a continuar, un cubo de la basura como los que usamos aquí para enfriar las cervezas cuando nos vamos de fiesta al campo, pero lleno de billetes… y al lado otro de reserva.

Decoración y reliquias en las salas adicionales del templo.

El templo bien merece una visita, en los alrededores los jardines muy cuidados, espacios abiertos, altares para hacer más ofrendas y gente vestida con ropa tradicional y también tocando instrumentos típicos.

Lugares para ofrendas a Buda en los exteriores del templo.

Abandono el templo recogiendo mis zapatillas y nos dirigimos a al mirador de Kandy  desde el cual hay una panorámica excepcional de la ciudad, en la que sobresale el lago y monumentos budistas en lo alto de las montañas.

Panorámica de la ciudad y del lago de Kandy desde el mirador.

Aquí retomé el contacto con mi amiga Luli, a la que conocí en Sigiriya y le propuse el plan de subir a ver amanecer desde lo alto de Adam´s Peak , se reenganchó y pusimos rumbo a la siguiente parada que sería una visita a una antigua fábrica de té de los años 40 que aún está en funcionamiento Tea factory.

Interior de la fábrica de té.

Nos hicieron un breve recorrido por las instalaciones y posteriormente una degustación con diferentes tipos de té, todo gratis, luego ya si quieres comprar algo es decisión personal, el té era caro pero también había ofertas y la calidad no es la misma que encuentras en tiendas, en mi caso la experiencia fue muy buena, compré un té negro con sabor a flores, espectacular.

Degustación de tés en Tea Factory.

Continuamos nuestro camino hasta Adam´s Peak cruzando valles, montañas, lagos y pasando por el Sri Lanka más auténtico y rural, no sin repostar alguna que otra cerveza…

Cerveza de Sri Lanka, 8,8 grados y muy rica! SUPER STRONG!
Durante el camino hicimos alguna para grabar escenas con el dron.
Paisajes que disfrutamos en el recorrido a Adam´s Peak. Seven virgin mountains.
Terrazas y recolectoras de té.

Cuando llegamos a las faldas de Adam´s Peak, la localidad de Nallathanniya, fuimos al hotel que Dylan nos había reservado, un 30% más barato que en cualquier página de internet, y con unas vistas espectaculares a la cima que esa misma noche nos habíamos propuesto alcanzar.

Mientras tanto nos dedicamos a tomar más cervezas y a conversar de nuestras vidas pasadas, presente y futura, para cenar acepté la sugerencia de mi amiga y fuimos a probar un plato que ella ya conocía, el tradicional  Kottu y Roti, muy curiosa la preparación en la que el cocinero con 2 especies de palas corta y mezcla todos los ingredientes, ahora bien, como estés mucho rato en el restaurante acabas un poco saturado del tacatacatacataca…

Alrededor de las 9 de la noche nos fuimos a dormir porque a las 12 y media había que levantarse para empezar la caminata de las…5000 escaleras? 5500? 4900? Desde la habitación vimos el camino iluminado hasta la cima y parecía accesible, asequible, fácil…

Vista del Pico de Adán desde la habitación. Allí había que subir de noche…

A la 1 de la mañana empezamos la ruta, el plan era llegar antes del amanecer para coger sitio y poder disfrutar de ver salir el sol así como la sombra que proyecta el sol en forma de triángulo equilátero perfecto.

Las recomendaciones que os doy es…mentalizarse, hay que subir y vais a sufrir, dicen que 5000 pero no las conté ,ni ganas que me dieron, salir de madrugada, llevar agua, ropa de abrigo y capacidad de sufrimiento porque yo, que consideraba que físicamente estaba preparado ahí me dí cuenta que no, pero claro, es que también el ritmo que marcaba mi amiga… luego ya sabía por qué, me contó que había hecho trekkings al Annapurna entre otras cosas…

Detalle del pico de Adán.

El caso, que asfixiado y agotado, todo el rato a la retranca de Luli es de agradecer la paciencia que tuvo en esperarme, creo que tardamos 3 horas y media en total, pero por mi culpa porque si no ella hubiera tardado menos de 3. Finalmente a las 4 y media a los 2243 metros que marcan la cima.

El motivo de que se llame Pico de Adán y considerarse lugar sagrado para 4 religiones, la budista, la hinduista (Shiva) y la musulmana-católica, se dice que es el primer lugar que pisó Adán cuando fue expulsado del Edén, interpretado en sus diferentes concepciones religiosas, por supuesto.

Momento de la subida en uno de los tramos.

El panorama que encontramos en la subida en algunos momentos era dantesco, tanto por la gente que intentaba subir como los que ya venían bajando, personas mayores llevadas casi en volandas, con bastones, gente descalza, otros cojeando, destrozados de cansancio… y claro, si subes hay que bajar, hay que desandar el camino andado, como te descuides un poco y el sol empiece a calentar la vuelta se puede convertir en otro infierno, por tanto en cuanto acabe el amanecer no entretenerse y bajar rápido, todo lo rápido que podáis o que las piernas lo permitan y tener cuidado de no arrastrar los tocinos, que yo estuve 3 ó 4 veces de aterrizar.

Templo en lo alto de la cima. @lulilarti

Cuando llegamos arriba otra vez tocaba quitarse los zapatos porque, como he dicho antes también es un lugar sagrado, hay un pequeño templo con una reliquia en forma de huella también dorada y que tampoco te dejan hacer fotos ni siquiera casi pararte, la idea de dormir un par de horas bajo techo fue imposible, estaba todo ocupado, ni un cm libre y al final acabamos metidos en un saco que llevaba en unas escaleras de muy mala manera…entre el frío que hacía, la incomodidad, la saturación de gente…

En lo alto hace frío!! y de esta guisa nos intentábamos proteger.

El caso que sobre las 6 de la mañana nos dirigimos hacia la parte este para ver el amanecer y el panorama era deprimente, la policía intentando manejar al rebaño de gente que se agolpaba y lo peor de todo, la turistada que más odio, en lugar de disfrutar del mágico momento que íbamos a vivir, el 99% estaban con los móviles y los brazos levantados intentando grabarlo, algo ridículo por no decir estúpido, porque encima nos impedían ver a los que estábamos detrás.

Amanece en lo alto del pico de Adán. @lulilarti

Si vais y aceptáis mi consejo…no veáis el amanecer desde lo alto, mejor bajar del templo 50 ó 60 metros y verlo desde las propias escaleras, es lo mismo y sin tener que aguantar a nadie, como vuelva así lo haré.

Y después de esta decepción gracias al comportamiento de la gente, espero que en su casa disfruten mucho de la mier… de vídeos que grabaron porque encima estaba desenfocado totalmente… emprendimos el camino de vuelta al hotel, tardamos sobre 2 horas y media, ahí es cuando nos dimos cuenta de la cantidad de escaleras que subimos por la noche, y sí, muy cansados por la falta de sueño y las 10.000 escaleras fuimos directos a por el desayuno, ducha y a dormir 3 horas, por suerte el hotel nos dejó una hora más para hacer el check out y es de agradecer.

Vistas de los alrededores desde la cima.
Gordi también pisó la cima de Adam´s Peak! Goonies never say die!
Caravana de bajada en el camino de vuelta. Foto de @lulilarti

Recuerdo que ese día Dylan nos paró a comer en un restaurante muy especial, era como una especie de gasolinera, todo al aire libre en la que había 8 ó 9 puestos, en cada uno se ofrecía un plato o receta, todo comida vegetariana, la gente de los alrededores venía con sus tuppers, se recorrían el buffet eligiendo lo que más los gustaba y vuelta a casa a comer. El nombre del Ginigathhena Restaurant, según nos contó en esta parte del país hay una etnia o grupo de personas que son todos vegetarianos. La comida excepcional, típica ceilandesa, y el precio creo que no llegó a los 2 euros!!!

Disfrutando de la gastronomía de Sri Lanka. @lulilarti
Terrazas y campos de té.

En el camino a Nuwara-Eliya, que era nuestro siguiente destino, nuevamente cruzando valles, montañas, lagos, terrazas de té también nos encontramos con 2 fantásticas cascadas que se podían observar desde miradores, concretamente Devon Falls y St. Clairs Major Falls.

Devon falls.
St-Clairs major falls. @lulilarti

Y aquí acaban estos 2 intensos días!

Si necesitáis gestionar visados para Sri Lanka o cualquier otro país os recomiendo iVisa, una empresa especializada que ofrece todo tipo de servicios, asesoramiento y el mejor precio. Yo la descubrí demasiado tarde, de lo contrario no hubiese pagado sin darme cuenta 45 euros de más, pero la próxima vez no me vuelve a pasar!

Vídeo montaje resumen del viaje:

 

 

¡Comparte esta entrada!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email